Menu
Blog

La boda de Miriam y Edu

¡Hola a todas! Empezamos la semana con mucha energía y una nueva boda preciosa que Miriam y Edu han querido compartir con Confesiones de una boda y con todas vosotras. Descubrimos esta boda a través de Sofia, la diseñadora de Sophie et voilá, y gracias a ella Miriam nos ha contado los secretos de su boda y sus proveedores. Os dejamos con su relato y esperamos que os guste tanto como a nosotras! 🙂

La diseñadora de mi vestido, es Sofía Arribas de Sophie et voilá. También se encargo del vestido y del tocado de mi madre… en un azul pavo real precioso!
Trabajar con ella es un verdadero placer, tanto por su creatividad y sensibilidad como por su carácter. ¡Es súper recomendable..!
Quería un vestido sencillo, elegante y con un toque entre antiguo y romántico, y ella lo captó desde el principio. Yo tenía claro que quería llevar velo y cola… aunque fue Sofía la que me convenció para llevar una cola en condiciones..:) era espectacular… 3 metros de cola con 3 capas diferentes… forro, y dos capas de gasa. Ademas era desmontable, para poder estar mas cómoda por la noche.
El forro del vestido era de un color blanco roto tirando a gris…con lo que dio un matiz antiguo al vestido.
El vestido iba confeccionado en gasa y con apliques de encaje antiguo en escote y mangas. La espalda en «V» y muy abierta. El velo en tul de plumetti.



Como complementos, ese día llevé mi anillo de pedida de Suárez , regalo de mi marido, y unos pendientes de brillantes, regalo de mis padres, también de Suárez.
Las alianzas también de dicha firma de joyería.
En el pelo, una especie de aplique de pedrería a juego con el cinturón que me puse cuando me quité la cola; sustituí el cinturón de gasa durante el día  por otro de gasa con apliques para la noche. ¡¡Nada más ver estos apliques en el taller de Sofía me encapriché de ellos..!!



Del maquillaje y los tratamientos de belleza se encargó Juana Sustacha ( C/ Heros 21, Bilbao). Una verdadera profesional.
Para el peinado, me puse en manos de María Sánchez (María Sánchez Estilistas, Sabino Arana 17, Bilbao). Quedé encantada con el resultado, ¡muy natural y favorecedor!




Los zapatos de Prada, en rosa empolvado, fueron también un regalo de mi marido, aunque por la noche me los cambié por unos maravillosos peep-toes de Louboutin , regalo de unos amigos muy especiales!!


Nos casamos en Bilbao en la Iglesia de la Santa y Real Casa de la Misericordia. Que es una capilla situada en una residencia que tiene delante unos jardines preciosos.



Los arreglos florales de la iglesia, así como mi ramo, se los encargué a la floristería Retama (C/ Colón de Larreategui 19, Bilbao). Tenía claro que se lo encargaría a ellos… ¡Inés y su hermano tienen un gusto exquisito!
Quería un ramo con un toque campestre y otoñal y lo consiguieron! Estaba compuesto de: brunia, astrandia, eucalipto, astilbe y trigo.



El chaqué de mi marido fue realizado a medida por el sastre de confianza de su familia en Zaragoza. La camisa, sin embargo, se la hicieron a medida en la Sastrería de For (Bilbao), donde también adquirió los zapatos y los tirantes. La corbata es de Man. Su reloj, un Rolex Explorer,  fue un regalo de mis padres.



Durante el convite hubo muchos momentos especiales… desde la entrega del ramo a una de mis mejores amigas, a la  de la figurita de los novios a otra de mis mejores amigas y su pareja… o el momento en que mi padre se arrancó a cantarme una canción muy especial para los dos.
La sorpresa de la tarde fue la entrada de la tuna de la Universidad de Deusto en el comedor, un regalo de unos íntimos amigos de mis padres… ¡¡Nos encantó a todos muchísimo y fue un autentico sorpresón!!
Ya por la noche, abrimos el baile con una bossa nova que nos encanta a mi marido y a mi… La chica de Ipanema en la versión de Stan Getz.



Ademas, Sofía y su equipo también se encargaron de toda la decoración; tanto de las mesas, meseros y minutas, así como del sitting plan, con un gusto exquisito. Se llama un jaleo elegante (http://unjaleoelegante.blogspot.com.es/)  y gracias a sus consejos e ideas, quedo todo espectacular.


La celebración  tuvo lugar en el hotel Ibaia (Gordejuela, Vizcaya), un lugar rodeado de monte, con una cocina muy cuidada, con muchas posibilidades, que desde el principio nos encantó.


Después, el baile, barra libre y un gran Candy bar, que fue un éxito tanto para enanos, como para no tan pequeños. El crazy photocall, con todo tipo de pelucas, gafas y sombreros ,idea de mi marido, fue también un puntazo!



¿Qué os ha parecido esta preciosa boda? 

Bisous!


PUEDES SEGUIRNOS EN
FACEBOOK * TWITTER* 

2 Comentarios

Responder a Kutxi Pacheco Cancelar Respuesta